LOGO XHA CLUB.jpg
  • XIMENA HIDALGO-AYALA

HAPPY BIRTHDAY TO JAIME ROLDÓS

CELEBRANDO LOS 80 AÑOS DEL COMPADRE


“Hay hechos que congregan vitalmente a una familia y son, o un nacimiento o una muerte, son momentos que se graban indelebles por ser de intensa vivencia, en los que el ser humano abriga la esperanza o se sumergen en la angustia”.

Fueron las palabras del Presidente Jaime Roldós en 1980, cuando se conmemoraron 150 años de la muerte del Libertador Simón Bolivar y varios jefes de estado de Latinoamérica se reunieron en el lugar de su fallecimiento en Colombia.

El Presidente Jaime Roldós y su esposa la Primera Dama, durante el bautizo de la hija del Lic. Arturo Hidalgo en la Ciudad del Niño.
Los esposos Jaime y Martha Roldós, junto a su compadre Lic. Arturo Hidalgo y su trío.

En noviembre del 2014 publiqué una artículo en homenaje a Jaime Roldós Aguilera, conmemorando su natalicio. Diez años antes, ya le había dedicado una nota a él y a su esposa Doña Martha de Roldós en un periódico ecuatoriano de Nueva York, propiedad del comunicador ambateño Homero Meléndez (+).

Reproduzco una versión de la segunda nota, para que los hijos de ecuatorianos en Nueva York y cualquier parte del mundo, conozcan a un verdadero líder, quien con sus ideales, su integridad, honestidad y contribuciones, marcó positivamente la historia de Latinoamérica.

Hombres honorables cuyo legado rebasa el tiempo y el espacio, personalidades como la del carismático, brillante, profundamente humano y solidario Jaime Roldós, no deben caer en el olvido jamás.


Si no hubiera sido porque el avión en el cual viajaba, junto a su esposa y edecanes, colapsó el 24 de mayo de 1981 al sur de Ecuador, este 5 de noviembre el Ab. Jaime Roldós habría cumplido ochenta años.

Jaime Roldós es considerado uno de los mejores oradores de Latinoamérica. Aquí en la Plaza de San Francisco.

DEMOCRACIA Y DERECHOS HUMANOS

A través de las elecciones de 1979, en que ganó la presidencia Jaime Roldós, Ecuador se convirtió en el primer país sudamericano en retornar a la democracia, en un momento en el cual habían dictaduras en Argentina, Bolivia, Perú, Chile, Paraguay, Uruguay, Brazil, Honduras, Guatemala, El Salvador y en Nicaragüa el triunfo sandinista había terminado con la dictadura de Somosa.


Con ocasión de recordar y de celebrar su nacimiento, exaltamos sus elevados ideales y su trabajo apasionado por la justicia social y los derechos humanos, que le han ganado un lugar prominente en la historia continental, como personalidad clave, que marcó la transición de una época y su papel protagónico en el retorno de la democracia a América Latina.


Jaime Roldós fue el primer presidente elegido en Ecuador con casi el setenta por ciento del voto popular, luego de casi una década de dictaduras civiles y militares. Graduado en Jurisprudencia y Ciencias Sociales, desde temprana edad se destacó como excelente estudiante obteniendo premios, medallas y becas.


Su liderazgo inició en etapa estudiantil, fue presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), presidente del Colegio de Abogados del Guayas, catedrático universitario y diputado. A los 39 años asumió la presidencia el 10 de agosto de 1979, cargo que ejerció hasta su fallecimiento, el 24 de mayo de 1981.


Durante su mandato, Jaime Roldós desplegó un liderazgo internacional en pro de la Integración continental y logró mejoras para los trabajadores a través de Reformas al Código de Trabajo, por las cuales redujo la semana laboral a cuarenta horas, aprobó el aumento del salario mínimo de los trabajadores, decretó la jubilación de la mujer a los veinticinco años de servicio y el aprobó el pago del décimo quinto sueldo para empleados públicos y privados.



Jaime Roldós estableció el Plan Nacional de Desarrollo, creó el Banco de Desarrollo y estableció el Plan Nacional de Alfabetización. Impulsó grandes proyectos para el uso de energía natural. Ferviente demócrata, respetó la libertad de prensa, creó la Secretaria Nacional de Información Pública.


Fue el primer candidato presidencial en la historia de Ecuador en dar discursos en kichwa y en nombrar a una mujer como ministra de gobierno. Demostró su convicción democrática creando organismos como la Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos, a los que convirtió en objetivo nacional y regional y es autor de la Carta Conducta, conocida como Doctrina Roldós.


DOCUMENTAL REVELADOR

El documental ‘La muerte de Jaime Roldós’ (2013) producido por Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera, presenta información basada en investigaciones documentales y entrevistas a testigos, aportando elementos de juicio en el análisis del liderazgo de Roldós a nivel regional.


Además sugiere los nombres de algunos militares sudamericanos de la época, como sospechosos de su asesinato, entre ellos el almirante de marina ecuatoriano Raúl Sorrosa Encalada y oficiales argentinos del ‘Plan Viola’. Según el documental, las fuerzas armadas de varios países del Cono Sur, para evitar condenas por violaciones a los Derechos Humanos establecieron el “Plan Cóndor".


Una serie de fallecimientos de personalidades de países que no se adhirieron al Plan Viola, entre ellos el general peruano Rafael Hoyos Rubio y el presidente panameño Omar Torrijos, apuntan a una conspiración internacional, producto de alianzas secretas de los comandos militares latinoamericanos, para impedir la censura y castigo a sus crímenes.

LA “CARTA DE CONDUCTA”

Abogado Jaime Roldós Aguilera (1940-1981)

Jaime Roldós elaboró un plan democrático contra las dictaduras, creando un bloque de países para enfrentar políticamente a los gobiernos dictatoriales de la época. Para ello invitó a los gobiernos de los países de la Region Andina y a los gobiernos de Panamá, Costa Rica y España, a firmar una declaración de defensa de los Derechos Humanos llamada Carta de Conducta, que fue presentada en la 1a reunión del Consejo Andino (1980), un mecanismo para lograr el robustecimiento del poder de negociación el Grupo Andino.


Entre otras cosas la Carta Conducta propone: “Propiciar un proceso de desarme subregional y regional que, inspirado en los postulados de la Declaración de Ayacucho, constituya una contribución efectiva al desarme general y completo y permita liberar recursos para el desarrollo económico y social”.


Añade: “Contribuir a la vigencia de la libertad, la justicia social y la democracia mediante el cumplimiento del compromiso Andino de aplicar los principios fundamentales establecidos entre otros instrumentos internacionales, en la Carta de la Organización de las Naciones Unidas, en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos…”


La firma del documento consolidó su liderazgo internacional pero incomodó a las dictaduras del momento, los países democráticos le decía a estas dictaduras que debían rendir cuentas de sus actos ante la comunidad internacional.


Jaime Roldós a través de su embajador ante la OEA, trató de hacer justicia y condenar como genocidio a los 30.000 muertos durante la dictadura Argentina. Su doctrina sostiene que la preocupación de la comunidad internacional por la situación interna de los Derechos Humanos de un país, no es una violación a la soberanía.


CONFLICTO CON PERÚ

Una de las pruebas más duras para Roldós fue el conflicto con Perú, que estalló los primeros meses de 1981 en la Cordillera del Cóndor. Según consta en el documental arriba mencionado, el representante de Ecuador ante la OEA Jaime Falconí, ante la primera noticia del conflicto dice que: “el Embajador de Perú Luis Merchán se comunicó con su Presidente Fernando Belaunde, quien le pidió expresamente que informe que Perú nunca atacará a Ecuador”, lo cual el embajador ecuatoriano transmitió al Presidente Roldós.


La conclusión del ex diplomático es que ni el presidente de Perú ni su embajador mentían, sino que no tenían control sobre lo que hacían sus Fuerzas Armadas. Perú había retornado a la democracia cinco meses antes y los militares aún tenían poder. Afirma que fue “un conflicto fabricado” el cual destruyó el Pacto Andino en el cual participaban los dos países y que era la base de la unidad democrática planificada por Roldós para toda la región.


Ecuador se vio obligado a endeudarse en armamento y el presidente a implantar medidas económicas anti-populares que provocaron descontento y protestas. La disputa territorial culminó con el arbitraje de la Organización de Estados Americanos, pero el conflicto desestabilizó su gobierno y propició una crisis económica interna.


Después de su fallecimiento, Raúl Andrade en la revista Vistazo escribió: “Roldós no perdió la calma, ni exageró los procedimientos o se apartó de una linea de legitimidad constitucional. Nadie podrá acusarlo de abuso de poder, de violación de la ley, de dispendio en provecho propio de los fondos públicos. Deja al desaparecer, una imagen límpida, un ejemplo de lealtad a los principios, una elevada concepción de la acción del gobierno al servicio de los más necesitados”.


Famoso por su brillante y poderosa oratoria, su elegancia y carisma, Jaime Roldós reiteró que: “Una democracia auténtica necesita de una oposición, pero de una oposición democrática…dura y ardua es la tarea de edificar una democracia y por lo mismo es inadmisible que esta se vaya esterilizando en luchas sin sentido, porque hay individuos que han perdido el norte de la lucha popular”.


En el Salón Amarillo del Palacio de Carondelet en Quito, durante la celebración de su 39o cumpleaños en noviembre de 1979, el Presidente Roldós junto a su hijo Santiago, su esposa Martha y su hermana Mariana, escucharon la serenata ofrecida por el famoso dúo de los Hermanos Miño Naranjo, acompañados por el requinto de mi padre, Lic. Arturo Hidalgo García, su Director Musical.


Como intelectual brillante que era, admiraba la música y junto a su esposa Martha, le pidieron a mi padre que sea profesor de guitarra de sus tres hijos. De ahí nació una amistad que, fundamentada en la música y la cultura, se reforzó por los ideales sociales y de integración latinoamericana.

El Presidente Jaime Roldós junto a su esposa Martha, celebrando su cumpleaños en Carondelet.

Era muy niña pero recuerdo al Presidente Roldós, era un ser especial y eso se percibía tan solo con estar ante su presencia, para mi la sensación al conocerlo fue como de estar frente al océano, de serena imponencia, mente brillante, mesurado al hablar, muy apuesto y caballeroso, elegante, formal pero con buen sentido del humor bromeaba con mi padre, su sonrisa era de ángel, demostraba humildad, pero como un océano también se levantaba con una oratoria arrazadora, para defender sus ideales, las causas sociales, la democracia, la soberanía, la integración.


En homenaje al nacimiento del Presidente Roldós, incluyo este video con el pasillo ecuatoriano Acuérdate de mi, interpretado por su compadre Arturo en el requinto, acompañado de su trío Los 3 de América.

El trabajo por lograr la integración de la patria latinoamericana continúa compadre Jaime, no le olvidaremos jamás, usted es nuestra inspiración.


Viva la Patria!



©2020 Ximena Hidalgo Ayala. All Rights Reserved.

https://youtu.be/cS_pzDSVMmA