LOGO XHA CLUB.jpg
  • XIMENA HIDALGO-AYALA

MONSEÑOR LUNA, COLABORADOR DE PACHAKUTIK



En la historia de América Latina hay varios líderes espirituales que han defendido y liderado causas en favor de los menos privilegiados, por lo cual además tienen un lugar especial en el corazón del pueblo.


Uno de ellos es Monseñor Alberto Luna Tobar, que entre otras cosas fue padrino del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, del cual hemos escuchado mucho últimamente, por el protagonismo que tiene como grupo emergente de la nueva izquierda latinoamericana, a raíz de sus triunfos en las Elecciones Generales de Ecuador.


Hace cuatro años con ocasión de su fallecimiento publiqué una nota en homenaje a Monseñor Alberto Luna. Aprovecho el contexto para reproducir la nota publicada en febrero del 2017 en el semanario Impacto Latino de Nueva York.

La Confederación de Nacionalidades Indigenas del Ecuador publicó un acuerdo ante el fallecimiento de Mons. Luna, quien fue un ferviente defensor de los indígenas ecuatorianos, con quienes compartió sus luchas y la formación de sus movimientos de militancia política. En la foto Mons. Luna al centro junto a los fundadores de Pachakutik.

Despedida a Monseñor Luna, defensor de los indígenas, los pobres y marginados del Ecuador

“Me traicionaría a mi mismo si no denunciara las injusticias. No creo que he sido violento, sino muy fuerte en decir las cosas. Tampoco tengo miedo.”

Monseñor Luis Alberto Luna Tobar

Por Ximena Hidalgo-Ayala

El 7 de febrero del 2017 a los noventa y tres años, Monseñor Luis Alberto Luna Tobar expiró su último aliento en la Casa Sagrado Corazón de Jesús del barrio La Armenia, ubicado en el valle de Los Chillos, a las afueras de la capital ecuatoriana.


Fue en esa misma casa de retiro, fundada en 1981, donde entregó su alma otro de los grandes líderes espirituales y defensores de los indígenas, Mons. Leonidas Proaño, Arzobispo de Riobamba. Son parte de ese grupo muy especial, profundamente comprometido con las causas en favor de los más desprotegidos.

CONCEJERO DE PODEROSOS

Tuve el gran honor de conocer personalmente a Mons. Luis Alberto Luna Tobar, cuando como Jefe Administrativa de la Fundación El Comercio presencié la bendición que hizo de la flamante organización. Mons. Luna era confesor y consejero de las hermanas Mantilla, propietarias del periódico fundado en 1906 por sus abuelos. Efectivamente Mons. Luna fue consejero de ministros, presidentes y amigo de las más ilustres personalidades ecuatorianas, pero siempre tomó el lado de los pobres para defender sus derechos.

Durante la inauguración de la Fundación Diario El Comercio. De Izq. a Der. Ximena Hidalgo Ayala, Mons. Alberto Luna Tobar, Mauricio Acquaviva, Guadalupe Mantilla de Acquaviva, periodista El Comercio y Mons. Larrea Holguín.

DEL AMAZONAS A ESPAÑA

Su historia es parecida a la de San Antonio de Padua, siendo hijos de familias pudientes, consagraron su vida al servicio espiritual. Nació en Quito el 15 de diciembre de 1923 en el seno de una pudiente familia conservadora, su padre incluso donó terrenos a la Orden Carmelita. De joven viajó a Sucumbíos, para unirse a la Orden Carmelita. Viajó a Burgos, España y fue seminarista durante la Guerra Civil Española, donde sirvió como camillero. Convencido de que podía salvar vidas llegó a donar doscientas dieciséis pintas de sangre, poniendo en riesgo su salud. “Comíamos dos hojas de lechuga y una sardina al día entre mucha gente”, contaba a sus alumnos. Además fue torero, boy scout y sacerdote.

PRIMER CARMELITA ECUATORIANO

Después de estudiar en la España de postguerra civil (1936 - 1939) en 1946 se ordenó como el primer sacerdote de la Orden Carmelita en Ecuador. Tuvo un muy especial carisma y un profundo sentimiento de misericordia y compasión, su compromiso fue siempre con los más pobres.

En 1999 la Universidad Andina Simón Bolívar le entregó a Mons. Luis Alberto Luna Tobar el título de Doctor Honoris Causa y en el 2000 publicó un compendio de sus artículos. En la foto recibiéndolo de manos del Fundador y entonces Rector Dr. Enrique Ayala, junto al Catedrático y profesor Ernesto Albán Gómez.

EXPERIENCIA COMO INMIGRANTE

Como inmigrante supo lo que eran la pobreza y el hambre, incluso había decidido regresar a Quito y abandonar la vida religiosa. Retornó a su país y encontró en las comunidades rurales sufrimiento, abandono y explotación. Mons. Luna ayudó a más de 5.600 personas y formó cuarenta y seis microempresas para construir casas para los pobres. Participó en marchas y manifestaciones. En 1993 su lucha en favor de los pobres cobró fuerza.

TAMBIÉN TUVO DETRACTORES

Le recordamos valorando su trabajo consagrado a la defensa de los marginados, por lo que fue reconocido en todo el país. Sus ideales de justicia e igualdad y sus luchas, le ganaron detractores quienes le llamaban “cura rojo”, peyorativo usado para calificar de comunistas a sacerdotes solidarios con las causas sociales. Apoyó las manifestaciones populares desde su posición como ciudadano y su ideología se basaba en el amor a Dios, que es el amor al prójimo.

En el 2010 la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” le rindió un homenaje nacional. En la gráfica Mons. Luna junto al Dr. Marco Antonio Rodríguez, Presidente de la institución y a su otro extremo la Hermana Elsie Monge, defensora y activista de Derechos Humanos de larga y reconocida trayectoria.

SER HUMANO EJEMPLAR

Como pastor, defensor, articulista de opinión, profesor universitario, nunca se quedó al margen del servicio a su patria. Aún retirado presidió la Comisión Especial de Investigación de la Deuda Externa; formó parte de la Comisión de la Verdad, que recopiló e investigó casos de violaciones a los Derechos Humanos ocurridos desde 1984. Su vida estuvo dedicada a la formación y la reflexión, inspiradas por el mensaje cristiano en América Latina, siempre creyó en el diálogo de la fe y la razón.


Su vida, que fue ejemplo y testimonio del mensaje de entrega y servicio a los desamparados, ahora es parte de la riqueza espiritual del pueblo ecuatoriano, que en estos momentos enfrenta una gran crisis producto de la corrupción, generada en la codicia individual.

Artículo publicado en el semanario Impacto Latino de Nueva York, febrero 17, 2017


x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x


Portada de una de las obras más recientemente publicadas en homenaje a Monseñor Alberto Luna Tobar, por la Universidad Politécnica Saleciana (2020).

Para leerla haga click en la imagen



Nota reproducida gracias al Comité Internacional Galo Plaza Inc.

Promoviendo el rescate de la historia continental desde la Capital del Mundo