LOGO XHA CLUB.jpg
  • XIMENA HIDALGO-AYALA

LA SALSA CRIOLLA DE ANA DE ORBEGOSO


A LA MESA CON

Ximena Hidalgo-Ayala / Historian

Galo Plaza International Committee Inc.

Ana de Orbegoso

“La cultura solamente trasciende a través de nosotros, o nuestras raíces quedan olvidadas.”

Ana de Orbegoso es una artista visual peruano-americana reconocida internacionalmente, cuyo trabajo se expresa en una amplia gama de manifestaciones interdisciplinarias que van desde la fotografía, instalaciones itinerantes con iconos históricos modernizados, esculturas en resina, video-arte, hasta representaciones históricas en lugares arqueológicos inspiradas en cuadros coloniales de la etapa virreinal. Sin embargo el hilo conductor de su obra tiene profunda significación histórico-social.

Su trabajo explora diferentes aspectos de la identidad peruana a través del uso de iconografía popular, confrontando al espectador con un espejo para despertar la memoria, posee un vigoroso récord de trabajo, su obra es parte de prestigiosas colecciones públicas y privadas alrededor del mundo; ha recibido importantes reconocimientos de entidades internacionales y primordialmente, ha generado un trabajo vital, de rescate de la identidad histórica peruana, su difusión y preservación.

Los proyectos artísticos de Ana de Orbegoso han continuado caminando, porque como nos cuenta “fueron creados para caminar”. Aquí explica sobre ellos:


Virges Urbanas de Ana de Orbegoso

VIRGENES URBANAS

Conceptualmente son un trabajo de descolonización, son fotografías inspiradas en cuadros virreinales de la virgen, de los cuales la artista cambió la información original haciendo una revisión de la historia y sustituyó las imágenes occidentales por mujeres peruanas, así tambieen como la iconografía, hablando de la cultura peruana y no de la del conquistador. En este proyecto utilizó pinturas que por esencia tenía que ver con la mujer, con la idea de que la nueva obra hablase desde la perspectiva femenina. Este proyecto inició en el 2006 en Cuzco y desde entonces ha recorrido más de treinta y tres pueblos y ciudades. En mayo del 2018 las Virgenes Urbanas se presentaron en la Galería Inca Garcilazo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú en Lima, con la idea de que posteriormente vayan de gira por Europa.

Retrato de la actriz que interpreta a La Última Princesa Inca, filmada en el Teatro Municipal de Lima, Perú, además en las Lomas de Lachay, Huaca Mateo Salado que es un sitio arqueológico. La música fue compuesta por Pauchi Sasaki con la voz de Sylvia Falcón interpretando la letra de autoría de Odi González.

LA ÚLTIMA PRINCESA INCA

Este proyecto se origina con un video-arte inspirado en un cuadro virreinal que representa el matrimonio de la Ñusta Beatriz Clara Coya con el capitán español García de Loyola, evento que sella la conquista. En el video Ana de Orbegoso hace una interpretación de la historia detrás del cuadro. La princesa recuerda su niñez libre, la entereza de su madre, su posición como objeto de negociación de los hombres, la caída de su civilización, el fallido rescate del Inca Atahualpa y el asesinato del Inca Túpac Amaru I. Ella representa el paso de la trascendencia de su madre a ella y de ella, a su hija mestiza. El video La última Princesa Inca nace de la necesidad de traer a la vida contemporánea el rol de la mujer en la historia del Perú. En la realización de “La Última Princesa Inca” participó casi un centenar de personas, entre actores, editores, técnicos en filmación, edición y producción, dirigidos todos por Ana de Orbegoso, una de las más destacadas creativas latinas con base en Nueva York y Lima.

En diciembre del 2018 La Última Princesa Inca se presentó en el santuario arqueológico de Pachacama en Lima e incluyó la proyección del video sobre estructuras de la huaca (espacio arqueológico), acompañado de una presentación de la actriz Miriam Sernaqué y un concierto de la soprano lírica andina, Silvia Falcón. El proyecto recorrerá otros espacios arqueológicos en Perú y posteriormente otros espacios arqueológicos en el exterior. También se está elaborando un especial de televisión en Perú, para transmitirse a nivel nacional e internacional.

NEO HUACOS

Neo-Huacos de Ana de Orbegoso bañados en oro, plata y cobre

La primera fotografía de sus neo-huacos nació alrededor del 2015, era la cara de una persona actual insertada en esta pieza de cerámica milenaria del huaco retrato. Para su investigación Ana obtuvo una residencia artística en el Museo Larco de Lima, que contiene la más grande colección de cerámica de la Cultura Mochica. El resultado fue la elaboración de diversas piezas en fotografía, collage, video proyectado sobre objetos, instalación y esculturas en metal, arcilla y resina. Esta obra nació del cuestionamiento de cómo interactuar con los objetos históricos, como encajarlos a la vida contemporánea. Durante el proceso de investigación la experiencia que tuvo con ellos le hizo caer en cuenta de que, “solo tomamos en consideración aquello que nos es familiar y creamos lazos emocionales.”

Al ver mis neo-huacos por diferentes partes del mundo me emociona que mi cultura trascienda, me hace sentir que mi cultura está viva.

Ana participó con sus neo-huacos en una muestra en el Greenwich Arts Council y le pidieron dictar un taller para niños, para lo cual elaboró máscaras en papel para decorarlas. Para que entendieran de qué se trataba, Ana explicó a los niños diciéndoles: “estos eran los retratos de gente de hace miles de años atrás, de una cultura del Perú, estos eran sus “selfies”, así como ustedes se toman las fotos con el celular, ellos hacían su retrato en cerámica, así que cuando se tomen una foto, piensen en el futuro y lo que van a inspirar en la gente del futuro sobre lo que ustedes hacían.”

HIMNOS

La Música Criolla es una forma de experiencia cultural para muchos peruanos. Este género de música integra diversas tradiciones musicales de Perú y encarna un estilo de vida con su ambiente característico: comida, poesía y letras. Es una forma particular de ser, que conlleva una tradición distintiva, que en opinión de Ana de Orbegoso “se erige como un himno”. Ana es una apasionada de la música criolla de Perú, que envuelve varios géneros. Su madre era compositora, su padre tenía su hacienda y en su planilla había un trio que cantaba. Ella creció con eso y siente que “cuando la gente se reúne a cantar música criolla en Perú, cantan con una pasión tal, que siento que son himnos, hay canciones que son más fuertes incluso que el Himno Nacional.” Sacar su expresión sobre esta música, esa fue la inspiración de este proyecto compuesto por dípticos con letras de canciones bordada en hilos metálicos, acompañadas de imágenes de peñas en Lima, en las cuales la gente canta y baila. Además seleccionó documentales relacionados con música criolla, sus cantantes, compositores y sobre la misma cultura de la música criolla como la gente la vive, porque hay una comida, una cierta forma de ser del criollo, el criollismo es la toda una cultura.” Ana selecciones doce canciones, “traté de seleccionar entre el consenso popular peruano, cuáles eran esas canciones. Chabuca contemporizó la música criolla, logró la trascendencia, porque la cultura trasciende a través de nosotros. Para los contemporáneos la cultura es siempre tradicional, entonces esta generación la toma, la hace suya y la proyecta al futuro.

Ana De Orbegoso (Der.) realizando una introducción explicativa durante la inauguración de su exhibición Himnos-Anthms en el Consulado General de Perú en Nueva York en octubre del 2017, junto a una de sus obras la Ex Cónsul General, Embj. Maria Teresa Merino de Hart, prestigiosa diplomática de carrera.

La propuesta artística de Ana de Orbegoso tiene conceptualmente un marcado contenido histórico, conversamos con ella en su departamento en Manhattan, donde además de admirar sus famosos “Huacos”, hablamos sobre sus importantes proyectos mientras saboreamos unos platillos preparados por la artista, a través de los cuales conocimos sobre su dotes culinarias y dialogamos sobre un aspecto imposible de evitar, la famosa cocina peruana.

Tu trabajo tiene un contenido histórico, explícanos al respecto.

- El trabajo rescata elementos culturales de la historia ancestral, pero al mismo tiempo hay una conexión con el futuro, el de mantener una cultura viva para que nuestras raíces no queden olvidadas, para no se pierdan. Es importante que la educación en los colegios tenga la información completa, que se ayude a completar con herramientas visuales, fotografías, videos, presentaciones, teatro, visitas a museos. Mucha de mi obra la llevo a las calles, como las Vírgenes Urbanas y no se muestran solo en la capital, las llevo fuera de la ciudad, a los pueblos, ciudades y en espacios púbicos. Paralelamente a la muestra, las imágenes salen a las calles a encontrarse con la gente. La Última Princesa Inca está yendo ahora a encontrarse con la comunidad en espacios históricos que sirven de conexión en un encuentro del pasado con el presente a través de la obra artística. Los huacos también hacen ese encuentro del pasado con el presente, el pasado como inspiración pero interpretado por el presente, al haber utilizado un lenguaje contemporáneo que sea entendible y familiar con el público actual, a través de los colores, las texturas, la iconografía. La cultura sólo trasciende a través de nosotros.

Cuéntanos sobre la importancia de la historia en tu propuesta artística.

- Al mirar la historia siento que hay ese problema, la vemos como si estuviera muy atrás y que no pertenece al presente y que para conocerla vas al museo, o a la biblioteca o los libros y los guardas y la dejas ahí y no la llevas contigo. Desgraciadamente pierdes las raíces, o las seleccionas. Si superamos más de nuestra historia seriamos más sabios, un ejemplo con la gente de mi país natal, Perú, la historia es tan importante que sin ella no tendríamos la comida que tenemos. La comida peruana obviamente tiene influencias de muchas culturas y si nosotros dejamos la cultura en pausa, si no trasciende con nosotros, se queda estática.

Hablabas de una analogía con lo que sucede en la cocina peruana, explícanos.

- Antes la comida peruana se comía en las casas, hablo de hasta hace veinte años, también en alguno que otro restaurante, había uno o dos restaurantes de comida peruana y lo que sí habían eran las cevicherias, pero lo que es la comida criolla se comía en las casas o en los restaurantes pequeños con el menú completo y sin embargo ahora, que los chefs peruanos descubrieron su propia comida se volvió internacional. Con ese ejemplo que es tan obvio, trato de introducir nuestros objetos históricos, los traigo al presente, les pongo algo de mi cultura moderna, en el caso de los huacos, decidí quitarle las caras, ponerlos de colores, porque son las cosas con las cales estamos familiarizados y uno quiere lo que a uno le es familiar.

En ese sentido ¿cuál es tu apreciación sobre la importancia de las raíces históricas?

– El buen ejemplo que está dando la gastronomía peruana es que si no existiese historia, no existiría esa comida. Lo que han hecho los chefs es hacerla suya, contemporizarla y así está trascendiendo, está ocurriendo algo que nunca pensamos que iba a suceder con nuestra comida, sabíamos que era deliciosa, maravillosa y la comíamos en casa, pero ahora la estamos exportando al mundo, porque sin historia no existe nada, seríamos parias, hijos de nadie y no tendríamos nada para trascender.

Hablando de comida peruana ¿Cuál es tu plato favorito?

- El Ceviche de Pescado y el Lomo Saltado.

¿Acompañados de…?

Exquisito pescado con una salsa inspirada en la del Lomo Saltado Peruano, con alcaparras, acompañada de espárragos blancos y ensalada. Platillo preparado por Ana de Orbegoso

- Un Chilcano.

¿Prefieres el Chilcano al Pisco Sour?

- Sí, porque puedo determinar la cantidad de pisco que le pongo, prefiero un poco menos para durar más y me gusta tanto el sabor que prefiero tomarlo más y más despacio.

¿Te consideras buena en la cocina?

- Mirando a mis amigos que saben cocinar diría que salvo mi honor con unos diez platillos.

¿Aprendiste de tu mamá?

- Mi madre no cocinaba, no le vi preparar ni un solo plato en su vida, pero mi padre sí cocinaba.

¿Que cocinaba tu papá?

- El famoso “Agüadito Orbegoso”, un plato de la casa que era una especie de asopado de culantro, arroz y pollo. Mi padre no lo inventó, pero refinó la receta y lo preparaba cada vez que llegaba de la hacienda en Trujillo a la casa en Lima. Todos cocinábamos con él, ayudábamos separado las hojitas del culantro, las gallinas se mataba ahí mismo y venían todos sus amigos y se armaba una jarana. Tenía un ejército de chefs -que éramos los hijos y toda la gente de la casa-, a los cuales él indicaba, dirigía, pero él hacia las mezclas, en estas ocasiones lo que toda la casa hacía era cocinar.

¿Cuántos hermanos son?

- Cinco hermanos, todos músicos, porque mi madre era compositora, tocaba piano, guitarra y acordeón, teníamos un cuarto de música y el que quería tocar entraba ahí, por eso yo toco guitarra.

¿Qué te gusta tocar?

- De todo un poco, boleros, música peruana, todos mis hermanos cantan!

¿Cómo percibes la presencia de la gastronomía peruana en Nueva York?

- Hacen falta más restaurantes peruanos, lo que más hay son restaurantes de pollo a la brasa, pero eso no es toda la comida peruana, es la comida de domingo, cuando no quieres cocinar. En Perú se come rico siempre, si puedes comer bien por qué vas a comer mal? y en estas épocas con tantos buenos chefs y buenos restaurantes es mejor. Siempre fuimos engreídos con la comida y ahora es peor porque cada vez comemos más rico, entonces simplemente no aceptas comer mal! Acá realmente no hay toda la representación de la cocina peruana. Leí un articulo que publicaron en el New York Times sobre la gastronomía en Nueva York y el periodista escribió que “debería haber un restaurante de comida peruana en cada distrito y también uno de pollo a la brasa.”

Un concejo para de mis lectores

Siempre denle su opinión de la comida al cocinero, así lo hago yo a cualquier restaurante a donde voy, siempre le digo al mesero lo que opino sobre su comida, es importante que el chef sepa qué es lo que la gente piensa de su comida, ya sea para agradecerle o pedirle que cambie algo, es importante que sepan, sea para felicitarles, decirle que estuvo fantástico, él está creando algo y es importante que reciba el comentario y a la vez es un servicio y es importante que sepas la reacción de la gente a lo que está haciendo.

Para más información sobre el arte, proyectos y eventos culturales de la artista Ana de Orbegoso, visite su sitio web:

www.anadeorbegoso.com

"La cultura es la madre del arte y se origina en nuestras raíces, transmitiéndose de generación en generación. El arte la re-interpreta, dándole calidad de cultura viva a través de los artistas y ellos a través de ustedes, cerrando el sin fin del círculo."

Ana de Orbegoso

Por el impacto de su trabajo artístico, de profundo contenido y por la promoción de la cultura peruana a nivel internacional, Ana de Orbegoso recibió el reconocimiento "Gabriela Mistral, Julia de Burgos, Frida Kahlo", presentado por el Comité Internacional Galo Plaza anualmente.

Tamal Peruano de Alcachofa, con salsa criolla preparada por Ana de Orbegoso.

RECETA SALSA CRIOLLA de ANA DE ORBEGOSO

Ingredientes

1 cebolla roja (*) mediana cortada en julianas finas

1 limón verde jugoso

1 cucharadita de ají amarillo peruano

1 cucharada de aceite de mesa

hojitas de culantro

sal al gusto

(*) esta cebolla es también conocida como cebolla colorada o cebolla paiteña.

Preparación

Picar y lavar bien la cebolla con agua fría, mezclar todos los ingredientes y colocar la salsa sobre su tamal peruano favorito. Esta salsa en la cocina peruana se utiliza para acompañar diferentes platos. Ana de Orbegoso utiliza el ají amarillo peruano que viene listo y que lo adquiere en sus viajes a Perú, pero nos indica que es fácil conseguirlo en Nueva York en las tiendas de productos latinos.

© 2019 All Rights Reserved Ximena Hidalgo-Ayala / XHA Club

#AnadeOrbegoso #VirgenesUrbanas #LaÚltimaPrincesaInca #HimnosPeruanos #TamalPeruano #SalsaCriollaPeruana #RecetasPeruanas #NeoHuacos #ArtistasLatinoamericanosenNuevaYork