top of page
LOGO XHA CLUB.jpg
  • Foto del escritorXIMENA HIDALGO-AYALA

FERNANDO PALOMEQUE virtuoso representante de América Latina


Por Ximena Hidalgo Ayala

Historiadora, fundadora y directora ejecutiva del Comité Internacional Galo Plaza y de su exclusivo network de empresarios y profesionales XHA Club, dedicado a promover la integración a través de historia, educación y cultura.


Fernando Palomeque, totalmente sumergido en el universo del arte musical, mantiene un intenso trabajo y continúa representando al más exquisito nivel musical a Latinoamérica en varios países europeos, obteniendo galardones, ofreciendo recitales de piano, como solista, con orquesta y con gran énfasis en su trabajo como director de orquesta.


El Comité Internacional Galo Plaza Inc. no solo se dedica a rescatar y promover la presencia de latinoamericanos notables en la historia pasada de la ciudad natal de Don Galo Plaza. Desde su fundación en el 2006, realizamos una promoción permanente y activa de latinoamericanos talentosos que radican o visitan el lugar de nacimiento del líder internacional, que ciertamente son muchos, de todos los países.


Uno de los países latinoamericanos con un bien arraigado legado cultural en la música clásica es Argentina, en donde florecen artistas de muy alto nivel. De entre las decenas de artistas argentinos, tanto en artes visuales como a nivel musical, uno de los que más nos impresionó por la perfección, belleza, dinámica y transparencia de su trabajo es el Maestro Fernando Palomeque.


A Fernando tuvimos el placer de conocerlo durante la presentación de su concierto, el jueves 23 de julio del 2015 en el Consulado y Centro de Promoción de Argentina en Nueva York, en donde interpretó varios temas, entre ellos: la Partita N°2 de J. S. Bach, los 6 Preludios op.11 y el Estudio op.8 N° 12 de A. Scriabin en el centenario de su muerte, el Estudio Trascendental N° 7 de F, Liszt, las Mazurcas op.17 de F. Chopin y finalizó con los 12 Preludios Americanos de A. Ginastera.


Nos impresionó tanto su magistral interpretacion, que decidimos publicarle una entrevista y así se estableció un vínculo, reconociendo en él a un auténtico embajador del talento latinoamericano a nivel internacional. En el 2017 retornó a Nueva York como conductor de orquesta y entonces le publicamos otra nota.

El Maestro Palomeque (Der.) junto al Hon. Eduardo Almirantearena, prestigoso diplomatico de carrera, ex cónsul general adjunto de Argentina en Nueva York, un gran promotor del arte y la cultura, muy respetado y querido por su elevado profesionalismo.

Ese mismo año, nuestro muy admirado amigo, virtuoso pianista, compositor y director argentino Fernando Palomeque, orgullo de Latinoamérica radicado en Francia, fue designado Miembro de Honor del Comité Internacional Galo Plaza, nombramiento que recibió durante un almuerzo organizado en el restaurante The Inkan, propiedad de Jorge Loaiza en Long Island City.


Este 7 de mayo Fernando Palomeque celebró su trigésimo tercer cumpleaños y como un pequeño homenaje a su increíble talento, no solo como pianista, además como conductor de orquesta, director musical e increíble ser humano, compartimos esta nota que incluye una primera entrevista publicada en el 2015 en Nueva York y otra posterior en el 2017, para que lo conozcan y promover merecidamente su talento entre nuestra red de contactos y lectores internacionales.

Fernando Palomeque este año ha realizado un majestuoso retorno para visitar su natal Argentina, en donde ha dado clases magistrales y conciertos.

Su formación académica inició en el Conservatorio Superior de Música de Buenos Aires, donde obtuvo su licenciatura en piano y dirección de orquesta, en el Instituto Universitario Nacional de las Artes, IUNA (2012). En 2015 obtuvo su maestría en ejecución de piano (Biennio Specialistico). Ha estudiado en el Conservatorio Statale di Musica Jacopo Tomadini Udine en Italia. En el 2016 realizó un ciclo de perfeccionamiento con el maestro Rena Schereshevskaya en el Conservatorio de Rueil-Malmaison. Del 2017 al 2019 estudió dirección de orquesta en el Conservatoire à Rayonnement Régional de Paris. Obtuvo su diploma como intérprete de música contemporánea en el Conservatoire de Paris Cnsmdp y realizó una especialización en dirección de ensambles en música contemporánea del Conservatoire à Rayonnement Régional de Strasbourg.


Desde el 2014 es director del Ensamble Écoute de música contemporánea de París y en el 2022 obtuvo su maestría como conductor de orquesta en el prestigioso Robert Schumann Hochschule Düsseldorf de Alemania.

Fernando Palomeque tiene una larga trayectoria académica en prestigiosas instituciones musicales de América y Europa.

Fernando Palomeque ha ganado varios primeros lugares en competencias especializada, como el concurso Internacional Luigi Nono de Torino, en Italia y en el Conservatorio de Rueil –Malmaison de París, Francia, se ha presentado en Austria, Estados Unidos, Italia y Francia en reiteradas ocasiones, ya sea en recitales de piano, como solista con orquesta y como director de orquesta.


En sus inicios y con motivo de su primera presentación en Nueva York nos respondió las siguientes preguntas:


¿Cuál es el reto más grande que has tenido en tu carrera artística?

- Fueron muchos y es difícil identificar solo uno, porque en esta carrera, como en tantas otras, es necesario tomar decisiones constantemente, desde la elección del repertorio, los profesores, la ciudad o conservatorio donde uno quiere estudiar, etc, las cuales son fundamentales para el desarrollo profesional.


Sin embargo, creo que el reto más grande fue cuando decidí que quería ser un pianista profesional, porque aunque era algo que ya venía pensando desde muy chico, el momento de tomar esa decisión fue difícil, ya que significaba sumergirme de lleno en esto que implica una dedicación completa y un gran sacrificio, es necesario estudiar todos los días, la palabra vacaciones casi no existe, es una carrera de una gran soledad, además que en ese momento implicaba dejar la escuela donde estaban todas mis relaciones, pero no me arrepiento de haberlo hecho. Creo que a partir de allí, uno empieza a ganar experiencia y las cosas comienzan a tomar su propio camino, por lo que se facilita mi tarea.


¿Cuál es la meta más alta que tienes como pianista?

- Quisiera continuar toda mi vida dando conciertos, estudiando nuevo repertorio, haciendo música de cámara, con la misma motivación con la cual empecé y que me acercó a esta hermosa carrera, sin perder el goce que me da tener la suerte de que mi trabajo sea interpretar algunas de las obras más hermosas jamás escritas.


¿Puede ser la música un medio para luchar contra la violencia que aqueja al mundo?

- Por supuesto que sí y hay muchos ejemplos que lo demuestran. Los primeros que me vienen a la mente son la West-Eastern Divan Orchestra creada por Daniel Barenboim y Edward Said y por otro lado el Sistema de Orquestas Juveniles de Venezuela creado por el Mtro. Abreu.


Cada una tiene objetivos distintos, mientras la primera aboga por la unidad entre los distintos pueblos y religiones, la segunda intenta sacar a los chicos de ámbitos peligrosos y marginales e incluirlos en las orquestas, acompañándolos durante su desarrollo personal y musical. Ambos casos han dado grandes resultados ya sea social como musicalmente, porque estas orquestas son verdaderos símbolos de la paz e inclusión y además han salido músicos excepcionales como Gustavo Dudamel, entre muchos otros.


Un mensaje final

- Que se acerquen a la música clásica, que no crean que es algo distante o quizás difícil de disfrutar ya que, al contrario de lo que se suele suponer, creo que es más directa y eficaz, en cuanto a su sentido dramático, que muchas otras expresiones artísticas que quizás gozan de mayor popularidad. Y que además, asistan a conciertos de jóvenes músicos, muchos de ellos con entradas gratuitas, para poder acompañarnos en esta carrera tan difícil y así apreciar aquello que con tanta dedicación y esfuerzo tratamos de hacer.

Maestro Fernando Palomeque, Miembro de Honor del Comite Internacional Galo Plaza Inc.

DIRECTOR DE ORQUESTA

Artista consagrado, ha dirigido dos orquestas en la capital francesa, la Orquesta Envol y el Ensemble Écoute, llegó por segunda ocasion a Nueva York en el 2017 para dirigir la ópera “La Cenerentola” de Rossini, junto a la Opera Theater of Montclair, en Nueva Jersey.


Fue la primera vez que dirigió una ópera entera con full stage y dos elencos. Para ello debió trabajar al piano con todos los cantantes, la orquesta, el coro y el director de escena. Un gran reto al cual definió como “una experiencia maravillosa” y de lo cual agradeció a Mia Riker Norris, directora de la compañía.



En esa ocasion al entrevistarlo esto fue lo que nos dijo:


¿Cómo percibes la presencia de los latinos en la música clásica en Europa?

-Veo una gran inserción de músicos provenientes de toda Latinoamérica en Europa, particularmente en París. En muchos países latinoamericanos, uno tiene la posibilidad de formarse académicamente muy bien, pero en un determinado momento de la carrera es necesario alejarse de esa zona de confort, e iniciar la experiencia de formarse y comenzar una carrera e intentar insertarse en el mundo musical europeo, aunque el deseo de uno sea volver a su país. Hay experiencias, formas de tocar y analizar la música que son muy importante vivirlas y luego intentar aplicarlas, con las adaptaciones necesarias, en cada país. De hecho, en una de las orquestas que dirijo en Paris “Ensemble Écoute” hemos tenido músicos de Argentina, Brasil, México y Venezuela.


¿Qué necesita Latinoamérica para tener mayor presencia internacional?

-Podría hablar sobre la situación en Argentina, que es la que más conozco. Lo más importante es la continuidad de políticas gubernamentales que garanticen acceso a la música y las artes, donde desde niños estén en contacto con la actividad artística y que estos programas tengan proyección, que los chicos puedan desarrollarse y buscar su vocación artística, presentándose en teatros, escuelas, festivales, etc. y una vez logrado un desarrollo interesante, puedan continuar sus carreras en su país o en el exterior. Lamentablemente, en Argentina hace años existía un programa de orquestas juveniles que pertenecía al Gobierno Nacional y ahora fue delegado a las provincias, lo que ha provocado que pierda fondos, continuidad y la coordinación global del proyecto.


¿Cuál es el mayor reto para un artista latinoamericano en esta ciudad?

-Al igual que otras grandes ciudades como París o Berlín, que plantean una serie de problemas para los inmigrantes en general, la dificultad de insertarse en el medio cultural profesional sin conocerlo demasiado y con una enorme competencia. Estas ciudades están llenas de excelentes músicos provenientes de todo el mundo, deseosos de aprender y desarrollar su carrera ya sea como solistas o en grupos de cámara, orquestas, etc.


El problema se plantea cuando el artista que llega con su talento y todos estos deseos, debe lidiar con la idiosincrasia de cada país, comenzar a elaborar una red de contactos, conocer las posibilidades de cada ciudad y superar barreras ligadas a los diferentes caminos que cada uno haya llevado en su vida, por ejemplo, París tiene los límites de edad para ingresar a los conservatorios más bajos del mundo, por lo que si uno decidió hacer una licenciatura o maestría en otro lado, es muy difícil que pueda ingresar al Conservatorio Nacional y sin haber asistido a esta institución, es difícil insertarse en el mundo musical francés.


¿Qué te satisface más, tocar el piano o dirigir una orquesta?

-Es una pregunta difícil, porque son dos cosas muy distintas, que requieren capacidades diversas y que disfruto muchísimo. En ambas es necesaria una dedicación absoluta y un conocimiento musical profundo.


Como pianista, es necesaria una enorme disciplina y resulta un trabajo muy solitario e incluso más introspectivo. Como director es fundamental el trato y la relación que uno establece con los músicos, la energía y la seguridad que uno transmite, un buen uso del tiempo, uno puede estar todo el día frente al piano, pero las orquestas tiene un tiempo de trabajo muy estricto y la comunión que uno realiza entre su versión de la obra y la que tienen los músicos y cantantes, en general en muy poco tiempo de trabajo.


Un mensaje final

-Como siempre, que se acerquen a la música clásica, en cualquier de sus géneros, sinfónico, ópera, recitales de piano, música contemporánea, para apoyar el desarrollo de muchísimos jóvenes deseosos de ser escuchados y para disfrutar de mundos maravillosos y distintos, que serán un bálsamo para afrontar las difíciles situaciones coyunturales que existen actualmente.



Desde que conocimos al Maestro Fernando Palomeque, hemos sido testigos de un imparable progreso y grandes conquistas, logradas por su virtuoso talento y extremada dedicación profesional. Hacemos un cordial llamado a conocerlo más y a seguir su destacada trayectoria, que constituye nuestro orgullo como latinoamericanos, a través del sitio web de su ensamble, así como de las redes sociales.


!Joyeux anniversaire!


Esta nota se publica gracias al respaldo de XHA CLUB, el network para promover la agenda del Comité Internacional Galo Plaza, promoviendo la hermandad e integración de las naciones del mundo. Para conocer a los profesionales, empresarios y organizaciones que lo integran, haga click en el hermoso logo a continuación.

2023 All Rights Reserved Ximena Hidalgo Ayala


Comentarios


bottom of page